domingo, 6 de agosto de 2017

Alemania


Alemania huele a hierba recién cortada y a pan.
Es verde y no tan montañosa como me esperaba, por lo menos, por la zona donde estuve. 




Pueblos escondidos entre la vegetación

Casitas de cuento

Monumento al lanzamiento de güito



Son pueblos con sabor a cuento, por ejemplo Witzenhausen que traducido sería algo así como La Casa del Chiste, un pequeño pueblo conocido por sus cerezas y por el concurso de lanzamiento, escupiendo, del güito de esta. 











Arquitectura clásica de pueblos germanos
Pero es mucho más que eso, una de las universidades más importantes de agricultura ecológica se encuentra en este bonito pueblo.



Kassel, mucho más grande que Witzenhausen, con muchísimas cosas que ver como la famosa Documenta, alberga castillos y palacios rodeados de magníficos bosques, como el Palacio Wilhemshöhe o el Castillo Loevenbruck. Tuve la suerte de encontrarme unos días de sol tan espléndido que el verde de la hierba se sobresaturaba por si misma.


Palacio Wilhemshöhe



Hercules al fondo



Jardines a los pie del Monumento Hercules
Castillo de Loevenbruck






























Los bosques son tan tupidos que se funden con el negro, da miedo adentrarse en ellos.
Para que os hagais una idea del tiempo tan estupendo que me encontré, por las noches en Witzenhausen, cenábamos en el jardín tipo picnic y dejábamos que la noche nos envolviera mientras descubríamos las magia de las luciérnagas. Impresionante las FireFly, es la tercera vez que mi vida que las veo y son mágicas, de cuento de hadas y que mejor sitio que este?





Mainz, una ciudad bañada por el Rin, aprovechan para hacer una playa un tanto peculiar pero que no le falta detalle.

Orillas del Rio Rin



Zona de hamacas en el Rio/Playa

















Mainz - Maguncia


Mainz o también conocida como Maguncia, es la ciudad en la que apetece perderse, su arquitectura, sus calles peatonales, tiendas, incluso el paseo con playa, crean un ambiente propicio para ello.













Budemhein, un pueblito cerca de Mainz donde pasamos un par de noches, aprovechamos para ir a los bosques cercanos repletos de diferentes circuitos para dar hermosos paseos; y donde,  como no, estaba la señal de nuestro Camino de Santiago.

Bosques de Budenheim

























También pudimos encontrar zonas habilitadas y muy preparadas para hacer escalada y sorprendentemente me vi haciendo escalada en una pared de 25 metros de altura, mi primera vez.



Köln - Colonia.
Todo gira en torno a la Catedral, las calles mas comerciales, bares, restaurantes, actividades diversas, músicos, es agradable dejarte llevar e ir descubriendo el encanto de esta ciudad con tanta historia.


Catedral de Colonia








Tanto el paseo con el bus turístico como en el barco por el Rin, esta llena de anécdotas curiosas sobre la ciudad, edificios y los famosos carnavales.







Arquitectura moderna de Köln



Estación de tren























Edificios a la orilla del Rin





Aunque hay una inmensidad de edificios modernos y antiguos, en ningún momento se quitan su espacio e importancia.











Edificio con mirador










Edificios como este, con un mirador espectacular donde se puede divisar la ciudad en su totalidad.

O coloridas casas con una arquitectura muy típica de la zona.








Casas junto a Rin
El puente del amor